Estudio piloto sobre la capacidad de la Musicoterapia para la activación cerebral.

Investigación sobre los efectos de la Musicoterapia en diferentes áreas del cerebro de personas en estado vegetativo. Realizada a partir de los resultados mostrados por una Tomografía por Emisión de Positrones (PET por sus siglas en inglés) realizada antes de una intervención en Musicoterapia, durante y después de la intervención a pacientes con Síndrome de Vigilia sin respuesta (estado vegetativo).

En el estudio, dirigido por el ICM University of Applied Sciences Krems de Austria,  se lleva acabo con pacientes que se encuentran en la Unidad de Cuidados Intermedios especializada en rehabilitación de pacientes con trastornos de la consciencia, en el Hospital Provincial de Hochegg, Austria.

Se establecen 2 grupos: grupo control que recibe solo atención estándar y grupos experimental, que además recibe Musicoterapia. Todos los  participantes se someten a tres exploraciones PET durante 6 semanas.

  • La primera semana es una exploración PET estándar realizada por el hospital con el paciente en estado de reposo, sin estimulación.

  • La segunda (semana 2) y la tercera (semana 6) son con musicoterapia individual en vivo, justo antes de la exploración PET y durante la aplicación del marcador.

Los pacientes en el grupo experimental realizan sesiones individuales con música en directo, con una media de duración de 27 minutos,  tres veces por semana durante 5 semanas entre la segunda y tercera exploración PET.

Las sesiones las realiza un musicoterapeuta utilizando diferentes instrumentos y la voz. Para crear vínculo, el musicoterapeuta empieza con un ligero toque en el hombro o en el brazo del paciente, al mismo tiempo que tararea al ritmo de su respiracion. La terapia se adapta y se hace individualizada a cada paciente a partir de su respiraciòn. También se incluyen en la sesión melodías y canciones que el terapeuta sabe que agradan al paciente, así como la mención de su nombre cantado. La observación constante del paciente (respiración, tensión, expresión facial, datos fisiológicos como la saturación de oxígeno o frecuencia cardíaca…) hace posible la adaptación inmediata de la terapia.

Se analizan tres áreas cerebrales: áreas frontales (responsables de procesos cognitivos y funciones motoras), el hipocampo (involucarado en los procesos emocionales, vínculos sociales y relaciones) y el cerebelo (involucrado en varias funciones motoras).

Los resultados muestran un aumento en la absorción del marcador en PET 3 en las tres áreas en los pacientes que reciben Musicoterapia, mientras que disminuye en el grupo control. En ambos grupos la absorción del marcador fue menor en PET 2 que en PET 1.

Artículo publicado por N. Steinhoff, A. M. Heine, J. Vogl, K. Weiss, A. Ashraf, P. Hajek, P. Schnider y G. Tucek en 2015.

Enlace al artículo.

¿Quieres recibir nuestra newsletter?

¿Quieres hacer algún comentario?

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Teresa Miquel Sellés.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Teresa Miquel Sellés.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.