Estudio sobre los beneficios de la musicoterapia para mejorar los síntomas depresivos.

Se trata de un ensayo controlado aleatorio simple ciego que pretende comparar los efectos de la musicoterapia grupal activa y receptiva con el asesoramiento grupal en personas con trastorno depresivo mayor.

Las personas con trastorno depresivo mayor experimentan una variedad de síntomas cognitivos, afectivos y fisiológicos como bajo estado de ánimo, dificultad para concentrarse, agitación psicomotora, trastorno del apetito, trastornos del sueño, fatiga.

En el estudio participan 14 personas, con edades comprendidas entre 18 y 65 años, asignadas de manera aleatoria a 3 grupos: grupo que recibe musicoterapia activa, grupo que recibe musicoterapia receptiva y grupo que recibe asesoramiento. Cada grupo realiza una sesión por semana, con un total de 12 sesiones de 1 hora de duración cada una.

La intervención en musicoterapia es facilitada por un musicoterapeuta acreditado y un musicoterapeuta asistente. Cada sesión tiene 3 fases: inicio (10-15 minutos), una o dos intervenciones (35-45 minutos), cierre (5-10 minutos).

Las sesiones con musicoterapia activa empiezan cantando en grupo. Las intervenciones principales incluyen interpretación con instrumentos, songwriting e improvisación con instrumentos de percusión.

Las sesiones con musicoterapia receptiva empiezan escuchando música. Las intervenciones principales incluyen análisis de letras y posterior comentario, songwriting (escritura de canciones donde los participantes eligen las palabras y el musicoterapeuta facilita la melodía). La sesión finaliza con música de relajación.

El grupo control recibe asesoramiento grupal, facilitado por un residente en psiquiatría y se realizan intervenciones grupales centradas en la resolución de problemas y mejorar las habilidades de afrontamiento.

Para medir resultados se utiliza la versión tailandesa de la Escala de medición de depresión de Montgomery-Asberg. También se realiza una autoevaluación de la depresión y de la calidad de vida. Se realiza una evaluación al inicio del estudio, después de 1 mes (4 sesiones), después de 3 meses (al finalizar las sesiones) y después de 6 meses.

Los resultados indican que los grupos que reciben musicoterapia muestran una reducción no significativa en la Escala de medición de depresión de Montgomery-Asberg en comparación con el grupo de asesoramiento aunque la reducción es ligeramente mayor en el grupo de musicoterapia activa. Hay mayor diferencia en la autoevaluación de depresión y calidad de vida aunque tampoco es muy significativa. El grupo que recibe musicoterapia receptiva logra un efecto terapéutico más rápido pero  el grupo que recibe musicoterapia activa logra un efecto máximo más alto.

Artículo publicado por P. Atiwannapat, P. Thaipisuttikul, P. Poopityastaporn y W. Katekaew en 2016.

Enlace al artículo.

Otro post en este blog sobre musicoterapia en depresión

¿Quieres recibir nuestra newsletter?

¿Quieres hacer algún comentario?

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Teresa Miquel Sellés .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Teresa Miquel Sellés.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.